x

Has añadido el producto a la cesta

x

Te suscribirás a nuestras alertas


Le avisaremos cuando el producto vuelva a estar disponible


Embarazo y fisioterapia

person Autor: Nuria Feás Díaz list Categoría: Embarazo Fecha: comment comentarios: 0 favorite visita: 741

La fisioterapia te acompaña en el embarazo.

Durante el embarazo, mientras el tamaño del bebé va aumentando, se producen cambios posturales en la mujer. Estos cambios en la morfología del cuerpo de la futura mama, ya sea caminando o sentada, producen dolores que pueden ser tratados adecuadamente por un profesional.

Los cambios que provocan molestias principalmente son el crecimiento del pecho y el peso del bebé, causando dolores de espalda y/o ciática. En estos casos, el fisioterapeuta mediante ejercicio terapéutico, masajes, técnicas suaves, estiramientos y consejos sobre higiene postural conseguirá aliviar en gran medida estos dolores.

El fisioterapeuta podrá personalizar a la futura mamá un programa de acuerdo a su estado evolutivo en cada momento y a sus necesidades, donde se engloben ejercicios de tonificación, elasticidad, ejercicios perineales, respiratorios y de relajación, porque también es importante que la mujer tenga bajo control los niveles de estrés.

Los masajes prenatales tienen un efecto terapéutico en las futuras mamás. El fisioterapeuta es capaz de aliviar muchas de las dolencias que sufren las mujeres durante el embarazo, como el dolor de espalda, la ciática o la retención de líquido (y la consecuente hinchazón de piernas y pies).

Los tratamientos más comunes por los que pueden optar las gestantes en función de sus necesidades terapéuticas o de relajación son:

-Ejercicio terapéutico en embarazadas: Mediante técnicas como pilates, el fisioterapeuta puede ayudarte a mantener la movilidad necesaria durante la gestación. Además, después del embarazado, el ejercicio terapéutico es la forma más efectiva para retomar tu vida rápidamente.

-Masaje terapéutico en el embarazo: orientado al alivio de algunos de los dolores más frecuentes, como los provocados por contracturas musculares o por la ciática. El masaje en las zonas afectadas alivia el dolor y ayuda a reducir la tensión muscular. 

-Masaje circulatorio: activa la circulación de la mujer embarazada y previene, de ese modo, problemas relacionados con la retención de líquidos.se puede realizar desde el cuarto mes de embarazo.

-Drenaje linfático en embarazadas: esta técnica de masaje fisioterapéutico está indicada para las mujeres embarazadas que padecen un exceso de retención de líquidos durante la gestación. Los especialistas lo recomiendan en las últimas fases del embarazo. El drenaje consiste en masajear las zonas afectadas para encauzar el líquido retenido hacia el torrente sanguíneo y, así, facilitar su eliminación por vías naturales. Sin embargo, la función del fisioterapeuta en este caso no es sencilla, ya que debe dar el tratamiento facilitando la postura en la que la embarazada recibirá el masaje.

-Tratamiento de suelo pélvico y diástasis: : La fisioterapia ayuda a prevenir y a tratar las disfunciones de suelo pélvico que tanto se asocian al embarazo. El profesional especializado en suelo pélvico te ayudará a entrenar tu musculatura pélvica para no volver a sufrir los efectos de esta patología. En el caso de las diástasis abdominales postparto, los tratamientos de elección son la radiofrecuencia y los ejercicios hipopresivos, dando excelentes resultados.

-Set de masaje para embarazadas: El juego de cuñas diseñado para el masaje en embarazadas, permite mejorar la posición de la mujer durante el masaje. La forma de los cojines garantiza el máximo confort tumbada boca abajo o de lado sin dañar al bebé y facilitando el masaje.

Comentarios

No hay comentarios

Escribir un comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
close Carrito

Registro de nuevo cliente

¿Ya es cliente registrado?
Iniciar sesión o Cambiar contraseña