ha sido añadido al carrito correctamente...
      (+34) 969 29 23 22 Fax: (+34) 91 361 33 91 Visítenos en Facebook... Visítenos en Twitter...         Visítenos en Instagram...  Visítenos en Youtube...

El papel de los fisioterapeutas para dejar de fumar: oportunidades para mejorar los resultados del tratamiento.

El papel de los fisioterapeutas para dejar de fumar: oportunidades para mejorar los resultados del tratamiento.

Mediante el asesoramiento y la motivación, los profesionales de la salud juegan un rol importante para dejar de fumar. Sin embargo, constantemente han informado sobre numerosas barreras para implementar estas pautas: falta de conocimientos y formación; falta de tiempo y apoyo en la administración y percepción de que las intervenciones son ineficaces.

Los fisioterapeutas, defensores de hábitos de vida saludables, están en una excelente posición para implementar las pautas para dejar de fumar. Esto es debido a: su formación académica; su alcance de práctica en diversas áreas de la salud; el tiempo amplio que pueden mantener con los pacientes y las relaciones de confianza que suelen tener con ellos, sus familias y cuidadores. No obstante, existe una falta de educación formal universitaria, profesional o en el lugar de trabajo para que los fisioterapeutas promuevan eficazmente el abandono del hábito de fumar. Esto afecta negativamente su capacidad y autoeficacia para iniciar conversaciones y para implementar intervenciones.

En Australia, las pautas para dejar de fumar se actualizaron recientemente y han desarrollado el Modelo AAH (Ask, Advise, Help), que consta de tres pasos breves para proporcionar una ayuda para dejar de fumar, sin necesidad de conocimiento profundo de las intervenciones y asesoramiento de tratamiento del tabaquismo y farmacoterapia. En este modelo, cada elemento es detallado a continuación con relevancia para la práctica de fisioterapia.

Un fisioterapeuta debe preguntar sobre el estado del tabaquismo del paciente y documentarlo en sus registros. Si un paciente informa ser un ex-fumador, es bueno preguntar cuándo dejaron de fumar porque si fue hace menos de 6 meses, es posible que necesiten ayuda para intentar mantener su hábito y prevenir una recaída. Es innecesario preguntar cuánto fuma, ya que la subnotificación es común por temor al estigma o desaprobación por parte del profesional sanitario. Tampoco es recomendable preguntar todos los días en una estancia hospitalaria, ya que esto puede afectar negativamente a la relación fisioterapeuta-paciente y disuadir el intento de dejar de fumar.

Modelo AAH Paso 2 – Aconseje (ADVISE)

Un fisioterapeuta debe personalizar los consejos y vincular los beneficios de un intento de dejar de fumar con la afección que se está tratando.

Por ejemplo, en pacientes con enfermedades relacionadas con el tabaco, como EPOC, cáncer y enfermedades cardiovasculares podría relacionar los beneficios de dejar de fumar con: mejoras en la función pulmonar; reducción de la recurrencia de eventos cardiovasculares o cáncer; y eficacia optimizada de la radioterapia y la quimioterapia.

En el área de la cirugía, (preoperatorio y postoperatorio) los beneficios de dejar de fumar se pueden relacionar con la reducción de las complicaciones pulmonares, retraso en la cicatrización de heridas e infecciones articulares.

 En el dolor crónico, dejar de fumar reduce el dolor, ya que el tabaco interfiere con la eficacia de los analgésicos.

En las lesiones musculoesqueléticas agudas, los beneficios de dejar de fumar están relacionados con la optimización de la cicatrización ósea y del tejido conectivo.

En salud de la mujer y pediatría, los fisioterapeutas deben enfatizar la importancia de dejar de fumar para reducir el riesgo del feto, el riesgo de tener un parto prematuro, los efectos adversos del humo para salud de sus hijos y el riesgo de que sus hijos comiencen a fumar imitándoles.

Es importante discutir el abandono del tabaco con los jóvenes, adultos con trastornos mentales y adultos con VIH (estos últimos son dos cohortes que tienen una mayor prevalencia de tabaquismo que la población general y están deseosas de dejar de fumar, pero encuentran difícil dejarlo).

 

Modelo AAH Paso 3 – Ayuda (HELP)

De manera proactiva, un fisioterapeuta debe poder vincular a su paciente a un especialista, mediante remisiones a un servicio telefónico para dejar de fumar, especialistas en tratamiento del tabaco o un servicio con intervenciones conductuales de varias sesiones que utilizan entrevistas motivacionales o estrategias de comportamiento cognitivo.

La farmacoterapia también puede ayudar, mediante: ya sea bloqueando los receptores de nicotina para reducir los sentimientos positivos de la nicotina con vareniclina o bupropión; o reducir los síntomas de abstinencia de nicotina con terapia reemplazo de nicotina. La mayor parte de la farmacoterapia es recomendada entre 8 a 12 semanas, aunque puede ser necesario su uso durante 6 meses.

El mejor tratamiento para dejar de fumar es una combinación de farmacoterapia y estrategias de apoyo conductual, se recomienda que los fisioterapeutas destaquen esto a los pacientes, aunque puede optar por dejar de fumar sin farmacoterapia o apoyo conductual. Independientemente del método elegido, el fisioterapeuta debe respetar y apoyar cualquier intento de dejar de fumar y ser consciente de que es común recaer en las primeras semanas y puede ser provocado por el alcohol, el estrés y situaciones sociales.

Existe mucho debate sobre los cigarrillos electrónicos y su daño potencial y evidencia limitada sobre su uso como sustitutivo al tabaco. Según el modelo AAH, los fisioterapeutas deben vincular proactivamente el paciente a los servicios de apoyo especializados, que tienen tiempo, conocimiento y experiencia para discutir el uso de los cigarrillos electrónicos en relación con dejar de fumar.

En resumen, los modelos de intervención breve de tres pasos abordan las barreras del tiempo limitado, el conocimiento y la autoeficacia y permite a los fisioterapeutas iniciar la conversación con confianza y las herramientas necesarias para vincular a su paciente con el apoyo basado en la evidencia y la farmacoterapia.

La mayoría de las personas que fuman quieren dejar de fumar y habrán hecho intentos de hacerlo. Es importante que los fisioterapeutas conozcan las dificultades a las que puede enfrentarse un paciente al intentar dejar de fumar y reconocer la influencia de los determinantes sociales en los comportamientos de salud y la capacidad individual para las opciones de salud. Los fisioterapeutas deben tener acceso a esta formación en su educación universitaria y lugar de trabajo para mejorar su autoeficacia y capacidad para apoyar el abandono del hábito de fumar utilizando el modelo de intervención breve de tres pasos.

 

Nuria Feas. Experto en fisioterapia activa

Manuel Rozalén. Experto en fisioterapia del suelo pélvico

 

Artículo Original:

Pignataro, Rose M., et al. “The Role of Physical Therapists in Smoking Cessation: Opportunities for Improving Treatment Outcomes.” Physical Therapy, vol. 92, no. 5, 2012, pp. 757–766.

Categorías

Artículos recientes

  • Pack Pilates
ENVIO GRATIS
ENTREGA DOMICILIO
14 DIAS DEVOLUCION
ENVIO URGENTE

PAGO SEGURO

FACEBOOK

CONTACTO

Formas de contacto con nosotros