ha sido añadido al carrito correctamente...
      (+34) 969 29 23 22 Fax: (+34) 91 361 33 91 Visítenos en Facebook... Visítenos en Twitter...         Visítenos en Instagram...  Visítenos en Youtube...

Cuántas veces se pueden utilizar las mascarillas quirúrgicas y otros aspectos interesantes

Cuántas veces se pueden utilizar las mascarillas quirúrgicas y otros aspectos interesantes

La nueva normalidad derivada de la pandemia por la COVID-19 ha provocado que las mascarillas hayan pasado a ser un complemento que no puede faltar en nuestro vestuario. Actualmente, casi todas las Comunidades Autónomas han reforzado su obligatoriedad, por lo que deberemos llevarlas siempre que estemos en la calle, con independencia de si se garantiza la distancia de seguridad. En este artículo explicamos cuántas veces puedes utilizar las mascarillas quirúrgicas, así como otros aspectos que deberías conocer.

Las mascarillas quirúrgicas, la opción recomendada

De todos los tipos que existen, el Ministerio de Sanidad indica que las personas sanas deben utilizar, como medio de prevención, las higiénicas. Sin embargo, pueden emplear las quirúrgicas, aunque su uso es preferente para las personas con síntomas o para las asintomáticas que hayan dado positivo en la prueba.

Asimismo, has de tener en cuenta que no son reutilizables, tal y como hablaremos más adelante en este artículo. Se pueden conseguir en farmacias y supermercados o tiendas especializadas como lacasadelfisio.com . Estas no protegen de agentes externos, pero sí limitan la propagación del virus por parte de quien la tenga puesta. Por tanto, un ambiente estará seguro si todos la llevan.

Es altamente útil a la hora de evitar contagiar a los demás, puesto que su índice EFB (Eficacia de Filtración Bacteriana) es del 95 % en el caso de las de tipo I y del 98 % si son de tipo II.

De la misma forma, constan de tres capas:

- Interna: absorbe la humedad de quien la lleva.

- Intermedia: contiene el filtro antibacteriano.

- Externa: es impermeable para impedir la entrada de humedad externa.

¿Cuántas veces se puede utilizar la mascarilla quirúrgica?

El tiempo de uso dependerá siempre del fabricante, por lo que debes observar con atención la etiqueta en el momento de comprarla. Por norma general, las autoridades sanitarias indican que no se deben emplear por más de 4 horas. Teniendo esto en cuenta, te recomendamos llevar varias mascarillas si vas a salir y crees que permanecerás fuera de casa todo el día.

La reducción de su eficacia se debe a la humedad. Cuando la llevamos puesta gestos tan comunes como exhalar aire o hablar hacen que se vaya humedeciendo, provocando que el filtro pierda efectividad y las partículas puedan traspasarlo. A su vez, si se deteriora, hay que cambiarla incluso si no han pasado las 4 horas.

De igual forma, en ocasiones, presentan fecha de caducidad. Por tanto, recuerda comprobar este dato antes de abrirla. Si está caducada no será eficaz, puesto que sus cualidades protectoras se habrán perdido con el paso del tiempo.

¿Qué tener presente al adquirir una mascarilla?

Como consumidor, debes asegurarte de que, siempre que sea quirúrgica, no supere los 96 céntimos.

https://www.lacasadelfisio.com/vestuario/2262-mascarilla-cirujano-quirurgica-con-gomas-3-capas-caja-50-unidades.html

En abril, la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos, dependiente del Gobierno, estableció el precio máximo en esa cantidad, prohibiendo que se venda en tamaños superiores en ningún comercio.

Otro de los aspectos que no deberías olvidar es su denominación específica. Al principio de este artículo indicábamos que existen de tipo I y II. En este sentido, las pertenecientes a la segunda clasificación son más efectivas, además de resistir a las salpicaduras de sangre o de otros líquidos biológicos, si se denominan IIR.

Antes de comprarla, obsérvala para cerciorarte de que dispone de un mecanismo que permita ajustarla a la nariz, a la boca y a la barbilla. Por lo general, suelen incluir una tira un poco más rígida en la parte superior. La etiqueta proporcionará, igualmente, información de utilidad. Solo deberemos comprar aquellas que contengan estos dos elementos:

El certificado europeo CE: indica que el producto cumple con la legislación de la Unión Europea. Si no contiene esta marca, significa que no ha sido avalada por las instituciones comunitarias.

La referencia a la norma UNE EN 14683: las normas UNE se encargan de asegurar estándares de calidad normalizados. Si no está presente, constata que no cumple los requisitos mínimos.

Las mascarillas que se adquieran en un supermercado o en cualquier comercio ajeno a una farmacia deben estar envasadas. Solo las farmacias pueden venderlas de forma individual y sin envasar, si bien deben proporcionarse de manera que su protección esté garantizada antes de su uso.

De la misma manera, recuerda que las mascarillas son solo un medio complementario de protección. No eliminan por completo el riesgo de transmisión de la COVID-19 ni de cualquier otra enfermedad, aunque sí lo reducen significativamente. En consecuencia, deberás complementar su uso con el lavado frecuente de manos, la cortesía respiratoria y la distancia interpersonal de, al menos, 1,5 metros.

¿Cómo utilizar la mascarilla?

A la hora de colocarla se deben seguir los pasos que siguen:

1. Lavarse las manos. Esta fase debe durar entre 20 y 30 segundos.

2. Colocarla tocando exclusivamente las gomas o tiras.

3. Presionar la barra rígida para ajustarla a la nariz.

4. Asegurarse de que el aire exhalado no sale de la mascarilla por ningún extremo.

Para retirarla, la sujetaremos de nuevo por las gomas, sin tocar ninguna otra parte. Después, la introduciremos en un contenedor adecuado y, si es posible, dentro de un envase cerrado. Por último, nos lavaremos las manos.

Bulos sobre las mascarillas

Una de las ideas más extendidas que ya ha sido desmentida es la utilidad de colocarlas al revés. Erróneamente, se piensa que llevarlas con la parte azul hacia adentro evita que nos contagiemos. De acuerdo con el Ministerio de Sanidad, esto no debe hacerse nunca, ya que no cambia su eficacia. La única forma de llevarla es con la tela azul hacia afuera.

Asimismo, todos los estudios científicos han demostrado que en ningún caso impide la correcta respiración. Tampoco favorece que inhalemos nuestro CO2, ni provoca hiperventilación. Las autoridades han explicado que se trata de argumentos falsos usados por personas que, en un acto de irresponsabilidad, difunden informaciones falsas. Es cierto que si la respirabilidad es baja (uno de los factores de estudio en todo test) puede fatigarte y dar más calor con la consiguiente sensación de ahogo.

En definitiva, las mascarillas quirúrgicas se deben llevar durante un máximo de 4 horas. Recuerda la importancia de portarla siempre que salgas de casa y confía solo en las fuentes oficiales al buscar información. No olvides guardar la distancia de seguridad y realiza un constante lavado de manos para prevenir los contagios.

 

Si optamos por una mascarilla reutilizable, aseguraos que tiene todos los certificados, y si tienen válvula, que siempre tengan un filtro interior intercambiable.

https://www.lacasadelfisio.com/mascarillas/3078-summer-edition-mascarilla-ultramask-protectora-lavable-de-3-5-capas-con-filtro-extraible-de-carbon-activo-norma-n95.html

Categorías

Artículos recientes

  • Pack Pilates
ENVIO GRATIS
ENTREGA DOMICILIO
14 DIAS DEVOLUCION
ENVIO URGENTE

PAGO SEGURO

FACEBOOK

CONTACTO

Formas de contacto con nosotros