ha sido añadido al carrito correctamente...
    (+34) 969 29 23 22 Fax: (+34) 91 361 33 91 Visítenos en Facebook... Visítenos en Twitter...         Visítenos en Instagram...

¿Son útiles las mascarillas para combatir un coronavirus?

¿Son útiles las mascarillas para combatir un coronavirus?

Con las últimas noticias acerca de la aparición de un nuevo virus que afecta a los humanos, la venta de mascarillas para coronavirus se ha disparado como nunca antes lo había hecho. Sin embargo, existe mucha información no contrastada que circula sin frenos por las redes sociales y otros rincones de Internet. ¿Hasta qué punto es cierta?

Hoy te contamos las verdades acerca de las famosas mascarillas para coronavirus, que se han agotado en varios países del mundo. Pero antes, te pondremos en contexto.

¿Qué es el coronavirus?

Resulta que "el coronavirus" no es uno solo, ni mucho menos. Son una familia de virus que reciben este nombre por su morfología (parecen pequeñas coronas), y pueden afectar tanto a humanos como a otras especies, ocasionando distintas enfermedades con sintomatologías diversas. Se sospecha que su origen está en un animal, pero aún no se ha determinado en cuál ni se ha comprobado la veracidad total de esta afirmación.

Los conocidos SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) y MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio) también son coronavirus. El último descubierto hasta el momento es el que produce la enfermedad COVID-19, una afección respiratoria de fácil contagio entre seres humanos, mortalidad relativamente baja hasta la fecha y alta tasa de recuperación, especialmente entre personas sanas y de edad no muy avanzada, sin patologías cardíacas previas o diabetes.

El COVID-19 fue descubierto por primera vez a finales del año 2019 en la ciudad china de Wuhan. Dada la velocidad de propagación, las medidas de cautela y contención adoptadas por los países afectados en todo el mundo (más de 100) están siendo reconocidamente estrictas.

La situación de pánico ha sido acrecentada por los medios de comunicación y, a su vez, las redes sociales y el conjunto de Internet han ayudado a que la propagación de la información falsa sea aún más rápida que la del propio virus.

Esto ha beneficiado más que notablemente a la industria farmacéutica, especialmente en lo que refiere a la venta de mascarillas, desinfectantes de manos y jabones antibacterianos. Los usuarios, asustados a raíz de todo tipo de rumores, han comenzado a utilizar mascarillas desechables a diario para evitar contagiarse de este nuevo coronavirus, pero...

¿Valen para algo las mascarillas para el coronavirus?

Lo cierto es que la respuesta a esta cuestión depende de la propia situación personal. La mascarilla puede desempeñar una función muy importante cuando el usuario ya está contagiado, ya que su uso previene la propagación del virus a través de las partículas liberadas por la saliva y demás fluidos al toser, hablar o estornudar.

Es una buena barrera para evitar que un enfermo contagie a otras personas, pero también es imprescindible para los sanitarios y demás personas que establezcan un contacto directo con infectados comprobados.

Sin embargo, el uso de mascarilla sin estar contagiado o en contacto con personas de las que se sospeche sobre la tenencia del coronavirus, es bastante poco recomendable y presumiblemente ineficiente.

Además, los expertos del Ministerio de Sanidad aseguran que existen otras medidas más económicas, menos contaminantes y más sencillas que el uso de mascarillas, y estas son las recomendadas de forma genérica para contagios de todo tipo de enfermedades víricas.

Consiste en el lavado y desinfección frecuente de las manos, el mantenimiento de un metro de distancia con personas con afecciones respiratorias, tos o cuadro de gripe agudo, taparse la boca al toser o estornudar con el codo o con un pañuelo de papel desechable, evitar los lugares públicos y las aglomeraciones si te encuentras enfermo, y evitar el contacto estrecho en general con otras personas hasta que te sientes recuperado o recuperada.

¿Qué tipos de mascarillas hay?

Si deseas usar mascarilla porque te encuentras en una situación en la que sea recomendable llevarla de forma preventiva, debes saber que no todas son válidas, pues existen varios tipos que se clasifican según su capacidad de aislamiento. Debes consultar la más adecuada con un profesional.

Las mascarillas se clasifican en tres tipos de FFP (del inglés filtering facepiece): FFP1, FFP2 y FFP3, siendo estas de menor a mayor protección respectivamente. Las primeras (FFP1) están pensadas para la realización de trabajos y el aislamiento básico. Son las más frecuentes y comercializadas. Mientras, las dos últimas están especializadas en partículas de menor grosor que penetran fácilmente en aislamientos básicos. La FFP3 es la más resistente y exhaustiva.

Como has podido comprobar, la prevención no siempre se centra en el uso de artilugios externos, sino en las propias costumbres que todas las personas que vivimos en sociedad deberíamos aplicar por sentido común. Por tanto, te recomendamos que tomes el hábito de higienizar con frecuencia tus manos, evites el contacto con superficies que pudieran estar sucias y lleves al máximo tu pulcritud personal.

Recuerda contrastar toda la información que recibes con fuentes oficiales relacionadas con el ámbito de la salud, desconfiando de los alarmismos.

Categorías

Artículos recientes

  • Pack Pilates
ENVIO GRATIS
ENTREGA DOMICILIO
14 DIAS DEVOLUCION
ENVIO URGENTE

PAGO SEGURO

FACEBOOK

CONTACTO

Formas de contacto con nosotros