ha sido añadido al carrito correctamente...
    (+34) 969 29 23 22 Fax: (+34) 91 361 33 91 Visítenos en Facebook... Visítenos en Twitter...         Visítenos en Instagram...

Hematoma de Morel-Lavallée

Hematoma de Morel-Lavallée

Autor: Daniel Anuncibay

¿Qué es y en qué consiste?

Primero definiremos que es un hematoma para entendernos mejor. Un hematoma no es más que una mancha en la piel como consecuencia de la extravasación de sangre u otro líquido y la pertinente acumulación de la misma.

Como consecuencia de esto y dependiendo del periodo de tiempo que lleve acumulado dicho líquido la coloración varía. La aparición de hematomas se debe principalmente a traumatismos, fuertes presiones, tracciones bruscas, etc.

                                                     

Ilustración 1

Los hematomas de Morel-Lavallée, ocurren como consecuencia de una separación de manera brusca de la piel y tejido subcutáneo afectándose la fascia (capa que envuelve la musculatura) tal y como podemos ver en la Ilustración 1, pero también pueden ocurrir por un aplastamiento

 

Algo curioso de este tipo de hematomas es que puede no dar la cara hasta pasados días, meses o incluso años tal y como mencionan Murphy A.; Gaillard F.; y el español de la Torre Martínez D.

Las zonas más comunes donde aparecen dichos hematomas, son:

  • Trocanter del fémur
  • Zona lumbar
  • Escápula
  • Rodilla

 

¿Cómo saber si lo tenemos?

Las pruebas por imagen darán el resultado para saber el grado y alcance de la misma.

Principalmente con Ecografías y Resonancias (Ilustración 2).

 Ilustración 2

¿Cómo tratarlo?

  1. Conservador

Con medidas compresivas, ya sean vendajes, fajas o similares, radiofrecuencia y vendaje neuromuscular. En ocasiones y siempre bajo prescripción médica acompañado de medicación que favorezca la reabsorción o eliminación de dichas sustancias.

  1. Quirúrgico

Consiste en un drenaje quirúrgico con incisión de unos 2cm (aunque esto puede variar según autores), en zona distal y otro en la proximal. Se introduce una cánula de aspiración y si es preciso se realiza un cepillado de la zona. En casos más extremos se realiza una desimbricación del tejido para dejar que salga todo el líquido, aunque se puede ayudar con la cánula para terminar de sacar todo el líquido, tal y como se ve en la Ilustración 3.

Ilustración 3

Categorías

Artículos recientes

  • Pack Pilates
ENVIO GRATIS
ENTREGA DOMICILIO
14 DIAS DEVOLUCION
ENVIO URGENTE

PAGO SEGURO

FACEBOOK

TWITTER

CONTACTO

Formas de contacto con nosotros